Senda del Hornillo

caracteris CARACTERÍSTICAS

Distancia total: 5 km. Duración: 2 a 3 horas. Desnivel: 200- 300 metros. Dificultad: Media – Baja. Cota máxima: 1.380 m. Cota Mínima: 1.152 m.
Tipo de ruta: Circular. Inicio: Aparcamiento en el puente de la Aceñao. Final: Mismo punto (Ruta circular). Visita guiada: No. Cercanía: a 58 Km de Madrid. Puntos de interés: EN la Senda del Hornillo podrás encontrar: Cascada del Arroyo Hornillo, Collado entre los valles del rio Aceña y del Arroyo Hornillo, Vistas panorámicas del embalse de la Aceña.

Mapa de Ruta MAPA DE RUTA

Powered by Wikiloc

Flora y Fauna FLORA Y FAUNA

En los valles y las zonas de campiña se encuentran cultivos tradicionales de cereales, viñedos y olivares. Si bien su superficie se va viendo paulatinamente reducida por el abandono de la agricultura debido en buena parte a la despoblación sufrida por el territorio.

Las áreas boscosas están compuestas principalmente de robles y pinos, si bien se desarrollan también la encina, el avellano, chopos, olmos, fresnos, enebros y piornos. En las zonas más altas no existe presencia de especies arbóreas y éstas son sustituidas por pastizales de montaña.

Descripción DESCRIPCIÓN

Ruta familiar en el término madrileño de Santa María de la Alameda a unos cuatros kilómetros de Robledondo (M535). El recorrido que está completamente señalizado, comienza en el Área Recreativa al lado del puente del Río Aceña donde confluye este río con el arroyo del Hornillo.

Justo al lado del parking con vistas al río Aceña hay un pequeño merendero, ahí empieza y termina la ruta, de un lado u otro del río, lo suyo es comenzarla atravesando una valla de metal para que el ganado no escape por el margen derecho del río Aceña y dejarlo poco a poco atrás para recorrer el enrevesadoarroyo del Hornillo, el arroyo que vierte sus aguas en el Aceña discurre a lo largo del barranco de la Cabeza.

El camino se va estrechando y se va haciendo más abrupto según nos adentramos en un espeso bosque de pinos, allí un hito informativo y una escalera sinuosa nos marca el recorrido de la ruta, pese a ser subida, no se hace complicado el recorrido, pero sí que hay que tener cuidado con las raíces que asoman de los pinos, podemos tropezar o torcernos un tobillo, tras recorrer apenas 1,5 kilómetros llegamos hasta uno de los puntos clave de esta ruta, la Chorrera del Hornillo.

La Chorrera del Hornillo es una cascada de unos 10 metros donde el agua del arroyo se precipita por la panza de un enorme canchal de granito suavizado y horadado por la acción erosiva del agua años y años, el lugar es espectacular y suele ser una de las primeras paradas de la ruta para contemplar el lugar, mucha gente de hecho camina hasta allí y se vuelve, nosotros proseguimos el sendero.

Un sendero estrecho y retorcido dejaba atrás la Chorrera del Hornillo, seguía el trazado del arroyo aguas arriba y pudimos comprobar una cantidad ingente de saltos de agua a lo largo del recorrido, un kilómetro más adelante dejamos la espesura sombría del bosque de pinos y nos adentramos en una vasta pradera donde teníamos que cruzar el arroyo del Hornillo por una puente improvisado por unos tocones, que al estas en la parte umbría de la montaña estaban congelados.

Tras cruzar y dejar atrás el Hornillo, nos encontramos con la parte más dura de la ruta, subir por un zigzagueante sendero el collado que separa el valle del río Aceña y el barranco del arroyo del Hornillo, un esfuerzo que merece la pena, pues allí hicimos otra parada para descansar y contemplar la belleza paisajística del lugar.

El camino proseguía collado abajo, bien marcado por un sendero de piedras bajaba por la cara norte de la montaña con vistas al río Aceña y una granja de de vacas, vacas que te las podías encontrar según bajabas pues esta pastan libremente por este monte, cuando quedaba poco para llegar a la pista forestal que discurre a lo largo del río Aceña, el camino en pendiente se hacía bastante peligroso y resbaladizo por los surcos que habían dejado unas motos de campo que habían subido horas antes por el camino, dejaron el camino embarrado y lleno de surcos humedecidos, no sé hasta qué punto pueden adentrarse por estas sendas esas motos de gran cilindrada.

Tras dejar atrás la granja de vacas y coger la pista forestal, recorrimos al menos un kilómetro bordeando pequeños meandros que ha formado el Aceña con el paso del tiempo hasta llegar al valle donde a lo lejos divisamos de nuevo el puente de habíamos dejado el coche, la ruta termina en un enorme edificiovisiblemente de reciente construcción que no es otra cosa que una escuela de pesca para niños.

Hasta aquí habremos recorrido unos 5 kilómetros y normalmente se tarda unas 2 horas, 2 horas y media, nosotros algo más pues no lo tomamos con tranquilidad haciendo fotos y parando a contemplar las maravillosas vistas que nos ofrecía aquel lugar.