Fortines de las Herreras

caracteris CARACTERÍSTICAS

Accesos: A Santa María de la Alameda se va por la carretera M-505 (Las Rozas-Ávila), pasando de largo El Escorial, doblando a la derecha en el puerto de la Cruz Verde y desviándose poco después hacia Robledondo y Peguerinos. Una vez en Santa María, hay que continuar 2,6 kilómetros a contar desde la señal de fin de población, en dirección a Peguerinos, para llegar al cruce del pinar del Grajo, punto inicial del itinerario.
Información del recorrido: Casi toda la ruta es a campo traviesa. Clima y otras condiciones: Factible en cualquier época, aunque conviene evitar lo más crudo del invierno y del verano.

Mapa de Ruta MAPA DE RUTA


Powered by Wikiloc

Flora y Fauna VÍDEO



Descripción DESCRIPCIÓN

A buscar las posiciones que ocuparon en el verano de 1936 los defensores de la República española democrática y legal para cortar el avance de las tropas que el insurrecto Mola había enviado desde el norte, ha venido el excursionista a Santa María de la Alameda, donde quedan abundantísimos restos de fortines, trincheras, refugios, pozos de tirador, reductos, islotes, casamatas, nidos, barracones. La defensa mejor era obra de la naturaleza: el foso vertiginoso que el río Cofio surca entre Madrid y Ávila. Los sublevados creían que tomar la capital iba a ser cosa de tres días y aquí se estuvieron tres años. Unos y otros acabaron intercambiando tabaco. Del pueblo de Santa María se sale en coche rumbo a Peguerinos, ignorar  un primer desvío hacia Hoyo de la Guija y, al llegar al segundo cruce, aparcar junto al pinar del Grajo para echarse a andar de frente por la pista de tierra que corre entre dicho pinar y una fábrica de piensos. Así avanza hasta que la cerca que lleva a la izquierda se acaba y le permite girar a esa mano para ir a coronar, transcurrida media hora, Cabeza Pino (1.452 metros), morro peñascoso repleto de fortines intactos, como recién abandonados. Vista al frente, el paseante divisa Las Herreras –pequeña pedanía de Santa María y el lugar habitado más noroccidental de Madrid– y, ya en Ávila, Las Navas del Marqués y el parque eólico de los altos de Cartagena. Mientras que, a sus espaldas, tras el pinar, se le oculta Peguerinos, primer enclave serrano donde combatieron tropas regulares a primeros de septiembre de 1936.