POR QUÉ NECESITAMOS TRENES DE CERCANÍAS

«Robledo, Zarzalejo y Santa María tenemos derecho al tren de cercanías».

Este es el lema que cantamos en las concentraciones que estamos celebrando todos los meses en nuestros pueblos para solicitar la recuperación del servicio de tren de cercanías. Parece mentira que estando a solo 66 km de la capital de España vivamos tan aislados como en las zonas más remotas de algunos rincones del país. La situación se agrava aún más en el caso de Zarzalejo y Santa María de la Alameda, que tampoco disponen de un servicio de autobuses directos a Madrid.

Lo cierto es que en las últimas décadas, en lugar de beneficiarnos de una red de transporte público moderna, eficaz y ajustada a las exigencias de desplazamiento de la vida diaria, hemos ido perdiendo servicios y tenemos enormes dificultades para satisfacer necesidades tan básicas como acudir al puesto de trabajo, al centro de estudios o al hospital más cercano.

El Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid recoge en su Título Preliminar el siguiente artículo:
«La Comunidad de Madrid, al facilitar la más plena participación de los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social, aspira a hacer realidad los principios de libertad, justicia e igualdad para todos los madrileños, de conformidad con el principio de solidaridad entre todas las nacionalidades y regiones de España».

Imposible discrepar de tan bonita declaración de intenciones. Únicamente pedimos que se garantice por parte de la administración el cumplimiento efectivo de la «igualdad» en todo el territorio de la Comunidad de Madrid. ¿No somos ciudadanos de la Comunidad de Madrid?

El Consorcio de Transporte asegura contar con «un sistema de transporte público integrado, de referencia mundial… Servicio eficiente y de calidad para los ciudadanos… Los madrileños disponemos de varias alternativas para realizar nuestros viajes de manera rápida, cómoda y accesible para llegar a cualquier punto de la Región… Es una institución comprometida con los usuarios del transporte público: unimos ilusiones…, unimos culturas…, unimos personas».

Más de lo mismo: como ciudadanos, como madrileños y como personas queremos formar parte de ese «sistema de referencia mundial».

¿QUÉ PROBLEMAS ENCONTRAMOS HOY POR NO TENER CERCANÍAS?

1. Los usuarios de tren de estos pueblos que utilizamos el abono transporte de la CAM pagamos por un servicio de cercanías que no tenemos. Cercanías implica una frecuencia de trenes de entre 10 y 30 minutos en horas punta.

2. Si consultas los trenes de cercanías disponibles en días laborables aparecen solo tres servicios: a las 7,06; 13,36 h y a las 15,36 h (la duración del viaje hasta Chamartín es de 1h y 32 m).

3. Los trenes de Media Distancia no paran en pueblos intermedios (Galapagar-La Navata, Torrelodones, Las Matas, Pinar de las Rozas, Paco de Lucía, Pitis, Ramón y Cajal). Solo tienen parada en el Escorial y Villalba, y además, no nos acercan al centro de Madrid.

4. Desde Santa María de la Alameda, el coste de un billete de cercanías sencillo por pertenecer a la zona c2 – la más exterior – hasta Chamartín debería costar 5,50€. Sin embargo, el Regional que estamos obligados a utilizar (por no disponer realmente de cercanías) cuesta 7,15€ y el Media Distancia 9,50€.

5. El título Abono Turístico no es válido para los trenes de Media Distancia y Regionales que acceden a nuestros pueblos.

6. No podemos disfrutar de la ventaja, como otras localidades de la Comunidad, de utilizar el Billete Combinado que permite con la compra de un billete AVE o Larga Distancia obtener de forma gratuita un billete de cercanías. Nos obligan a pagar un suplemento desde El Escorial.

7. No se puede sacar los billetes ni en las máquinas autoventa ni en ventanilla de cercanías. En Chamartín solo hay disponibles dos máquinas de venta de media distancia y esto hace que se formen largas colas tanto en las máquinas como en las ventanillas, lo que a veces se convierte en un impedimento para llegar a tiempo al tren.

8. Dada la escasez de trenes disponibles y la poca antelación con la que se comunica la vía de acceso al tren (en ocasiones con solo 1 minuto de tiempo) es imposible para las personas mayores, con dificultades de movilidad o simplemente con grandes equipajes llegar a coger el tren.

9. Al no disponer de una única clase de trenes y por consiguiente ser diferentes los precios de los billetes para el mismo trayecto, se complica la compra de billetes de ida y vuelta

10. En el tren de uso frecuente para muchos de los usuarios que vuelven desde Madrid a nuestros pueblos los viernes a las 15,30 (MD Salamanca), es habitual que vayan los trenes llenos, y los revisores obligan a los viajeros que utilizan el abono transporte a levantarse de los asientos por no disponer de billete numerado, con lo que tienen que hacer el trayecto de pie. La respuesta del Servicio de Atención al Cliente a las quejas emitidas por estos viajeros es que: «el abono de cercanías es un favor al pasajero».

11. Los sábados y domingos se reduce aún más la frecuencia de trenes.

12. El primer tren de la mañana sale demasiado tarde para los usuarios que trabajan en Madrid y que empiezan su jornada laboral antes de las 8:00h

13. Mucha gente se ve obligada a coger el coche hasta El Escorial por la escasez de trenes.

14. Los pueblos se deshabitan al no tener buena comunicación de transporte debido al aislamiento que supone vivir en estas localidades.

15. Los trenes de MD no disponen de lectores de Abono Transporte, de manera que no queda registro del número verdadero de viajeros que utilizan el ferrocarril, lo que lleva a infravalorar el número real de usuarios.

16. Tenemos enormes dificultes para acceder a una información útil y fiable de los horarios: no aparecemos en los tableros de información ni en los planos, y ni siquiera los propios trabajadores de Renfe disponen de dicha información. Así, se da la circunstancia de que en el Servicio de Atención al Cliente han llegado a referir que a ellos no les consta el acuerdo que valida el uso del Abono Transporte de la CAM en este tipo de trenes.

17. Los usuarios que cogen el tren C3 de las 14:30h a Ávila desde Chamartín tienen que cambiar en El Escorial al «convoy de cabecera», porque a partir de esta estación desenganchan los vagones de atrás y el tren se convierte en Regional. Esto no solo produce retrasos sino que en muchas ocasiones no se avisa a los viajeros.
Todas estas dificultades, debidas al mal servicio prestado por Renfe, hacen desistir a muchas personas de utilizar el tren como medio de transporte para llegar a nuestros pueblos.

Creemos que un buen servicio de cercanías aportaría numerosas ventajas:

1. El aumento de frecuencia de trenes permitiría una mayor utilización de este servicio. Ahora mucha gente tiene que utilizar otros medios de transporte porque no hay trenes suficientes para cubrir sus necesidades.

2. Disminuiría el precio del viaje para aquellas personas que no disponen de tarjeta transporte, porque los trenes de cercanías son más baratos que los regionales o los de media distancia.

3. Al mejorar la comunicación, viviría más gente en estos pueblos de forma habitual y se evitaría la despoblación de jóvenes y ancianos que hoy los abandonan debido al aislamiento.

4. Se evitarían atascos en los accesos de entrada a Madrid y en las calles de la capital.

5. Se fomentaría la utilización de un medio de transporte más ecológico. Madrid lleva 8 años superando los límites de contaminación fijados por la Unión Europea. El ferrocarril es el medio de transporte que produce menos emisiones de CO2.

6. Un buen servicio de cercanías permitiría potenciar la cultura, el ocio, el turismo y el desarrollo económico de nuestros municipios.

7. Los usuarios dispondrían de un medio de transporte más seguro que el coche para sus desplazamientos.

8. Se facilitaría la conexión entre pueblos y con ello aumentaría la posibilidad de acceder a una oferta más amplia de empleo, educación, cultura y sanidad.

Si quieres participar en las movilizaciones, actividades y encuentros de la “Plataforma Cercanías Ya” puedes encontrarnos en:
cercaniasya.rsz@gmail.com.

 

AYUNTAMIENTO DE SANTA MARÍA DE LA ALAMEDA

Dirección

Plaza de la Constitución 1
Santa María de la Alameda
28296 Madrid